logo

enes 

¿Qué se consigue eliminando el aire?

El proceso de envasado al vacío alarga la vida de los alimentos eliminando la mayor parte del aire del recipiente sellado, reduciendo por lo tanto la oxidación, que afecta al valor nutricional, el sabor y la calidad en general del alimento. Eliminando el aire también se inhibe la proliferación de microorganismos, que pueden generar problemas en determinadas circunstancias: • Moho: Fácilmente identificable por su característico aspecto. El moho no puede crecer en un entorno con poco oxígeno y por lo tanto el envasado al vacío prácticamente lo elimina. • Levadura: Produce fermentación, que se puede identificar por su olor y sabor. La levadura necesita agua, azúcar y una temperatura moderada para crecer. Puede sobrevivir con o sin aire. Para retrasar su crecimiento es necesaria refrigeración, mientras que la congelación lo para por completo. • Bacterias: Generan un olor desagradable, decoloración y una textura blanda o pegajosa. Bajo determinadas circunstancias el clostridium botulinum (organismo que provoca el botulismo) puede crecer sin aire y no se puede detectar por el olor o el sabor. Aun cuando es extremadamente raro, puede ser muy peligroso.